TRÁFICO
Un indio de 90 años ganó el máximo premio de la arquitectura
El arquitecto Balkrishna Doshi fue distinguido con el Premio Pritzker 2018. Trabajó con Le Corbusier.

Pritzker 2018. Balkrishna Doshi, arquitecto indio, trabajó 4 años con Le Corbusier.

Hoy se reveló el nombre del ganador del premio Pritzker 2018. El equivalente al Nobel de la Arquitectura que se entrega desde 1979 y generó muchísima intriga en esta edición es para el arquitecto indio Balkrishna Doshi. Arquitecto, planificador urbano y educador durante los últimos 70 años, Doshi también fue a colaborador de Le Corbusier y Louis Kahn.

La arquitectura poética de Doshi se basa en influencias culturales orientales, creando una producción que "abarca todas las clases socioeconómicas, en un amplio espectro de tipologías, desde los años 50", según el acta del jurado que se conoció hoy. Doshi se convierte así en el primer arquitecto indio en recibir el máximo galardón.

Pritzker 2018. Balkrishna Doshi, arquitecto indio, trabajó 4 años con Le Corbusier.

Mirá el video:


"Mi trabajo es una historia de mi vida, en constante evolución, en cambio y buscando… tratando de hallar el modo de apartarse de la función que ejerce la arquitectura y mirar solamente a la vida", dice Doshi, nacido en Pune en 1927. Esencial, recalca la crucial influencia que Louis Kahn y Le Corbusier ejercieron sobre él. "Sus enseñanzas me llevaron a cuestionar la identidad y me instaron a descubrir una nueva expresión regional y contemporánea para formular un hábitat sostenible y holístico", explica respecto al aprendizaje que absorbió de Le Corbusier, y que le ha permitido aportar una visión contemporánea y de mejor calidad a la arquitectura de su país, enriquecida además por su trabajo como urbanista y docente.

La comunidad arquitectónica se preguntaba si el jurado optaría por un miembro de la vieja escuela como lo hicieron en 2015 al galardonar a Frei Otto. O al contrario, si reconocerían a una voz emergente que cuestione la profesión, como Alejandro Aravena, ganador en 2016. El año pasado la decisión sorprendió a todos: El jurado se inclinó por RCR Arquitectes, un colectivo español que pone el foco en el contexto, y que principalmente, trabaja en la región catalana de Olot. Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta fueron distinguidos por su "compromiso inflexible con el lugar".

Esta vez, el jurado, presidido por el arquitecto australiano Glenn Murcutt, reveló hace unos minutos el nombre de Doshi, en una ceremonia celebrada en la Fundación Hyatt de Chicago.


Este año, el comité evaluador sumó una mujer al jurado: la japonesa Kazuyo Sejima, cofundadora del estudio SANAA, que se integró al equipo junto a Stephen Breyer, André Corrêa do Lago, crítico de arquitectura, curador y Embajador de Brasil en Tokio, The Lord Palumbo, Serpentine Galleries, Londres, Richard Rogers, arquitecto y ganador del Premio Pritzker 2007, Wang Shu, arquitecto, profesor y ganador del Premio Pritzker 2012, Benedetta Tagliabue, arquitecta y directora del EMBT Miralles Tagliabue, Ratan N. Tata, Presidente de Tata Trusts, Mumbai, y la directora ejecutiva Martha Thorne.

Sin embargo, en tiempos de Ni Una Menos, el Pritzker no ha sido para nada generoso con las mujeres arquitectas. De hecho, la única que lo recibió por su trayectoria personal fue Zaha Hadid, en 2004. Luego, en 2010, la japonesa Kazuyo Sejima, cofundadora de SANAA, fue galardonada junto al arquitecto Nishizawa. Y en 2017, Carme Pigem, fue distinguida en el marco del premio colectivo al estudio catalán RCR.

El Premio Pritzker además de la fama y el reconocimiento que otorga a sus premiados, tiene una asignación 100.000 dólares y una medalla de bronce diseñada por el arquitecto estadounidense Louis Sullivan, conocido como el "padre de los rascacielos". En la medalla se incluyen tres palabras: "Firmeza, comodidad y placer" que recuerdan la máxima del arquitecto romano Vitruvio "Venustas, firmitas, utilitas".

Los favoritos eran el danés Bjarke Ingels, los indios Bijoy Jain y Raj Rewal, el chino Zhang Ke, el británico David Chipperfield, el estadounidense Steven Holl, el burkinés Diébedo Francis Kéré, el japonés Kengo Kuma. También el estudio francés Lacaton ; Vassal, entre los que se barajaban como posibles ganadores según publicaciones especializadas en arquitectura.

Doshi se llevó el premio, que subraya trayectoria y respeto por la cultura oriental.
Fecha de creación: 08/03/2018 Fuente: Arq Clarin
Click aquí para suscribirte a nuestro newlsletter semanal de noticias

Escribir un comentario


Aún no hay comentarios

SUSCRÍBETE a nuestro newsletter de novedades
VIDEOTUTORIALES
¿como usar MID?